¡Más libros infantiles, por favor!

Confieso que soy una enamorada de la literatura infantil o “la loca de los libros para niños”.

Hay libros tan bonitos y útiles entre la literatura infantil que suelo buscar cualquier excusa para comprarme algún libro de vez en cuando. Por ahora tengo pocos, pero espero que mi pequeña biblioteca vaya creciendo lenta pero constantemente… ya iré enseñando y hablando de algunos, puede que incluso haga una sección de libros chulos.

Para mí es evidente que los adultos en general y los maestros en particular tenemos el deber de crear el hábito lector desde muy temprano, puesto que estoy segura de que es la forma más efectiva de crear futuros adultos lectores y por tanto informados y cercanos a la cultura.

En Educación Infantil, todos esperamos que los niños tengan una aproximación eficaz a la lectoescritura, y para mí en esta tarea la literatura es un pilar fundamental. Como en todo, generar curiosidad es uno de los métodos más efectivos para crear motivación. ¿Y qué mejor manera de motivar a un niño para que aprenda a leer que enseñándole los maravillosos libros que podrá leer solito cuando lo consiga? Así que la escuela, y ojalá lo hagan también todas las familias, debe presentar la lectura como algo divertido, como una vía de ocio más que complemente a todas las demás.

Además, la literatura puede tener otras muchas funciones en la Educación Infantil. Nos puede permitir abordar los valores, las emociones, nuevos contenidos, enriquecer el vocabulario, favorecer la imaginación y la creatividad, la autonomía, con ella podemos abordar temas difíciles de tratar, y seguro que se me escapan muchas más cosas. Así que, para mí, la literatura infantil ¡lo tiene todo!

Por ello, estoy convencida de que los cuentos y los libros tienen que ser un aparte muy importante de la actividad infantil, tanto en casa como en la escuela, donde podemos fomentar la lectura trabajando ciertos libros entre todos, realizando proyectos sobre los mismos, leyendo algún libro como rutina diaria o al menos con cierta regularidad, mediante los cuentacuentos, los teatros… pero, sobre todo, creo que hay que poner a su alcance una gran variedad de títulos, tanto en cuanto a su formato como a su tipología, su temática o su nivel.

Para mí, toda aula de Infantil debe reservar un lugar privilegiado para la biblioteca, convirtiéndose en el rincón más chulo de la clase, dándole mucha importancia, y sobre todo, procurando un ambiente preparado al más puro estilo Montessori, con todos los libros a la altura de los niños para que puedan utilizar el rincón con el mayor grado de autonomía que les sea posible, y con lugares cómodos, atractivos y a ser posible íntimos para que puedan disfrutar realmente de la lectura. Con luz natural, claro. Aquí os dejo algunos ejemplos, pensados tanto para el cole como para el hogar (tienen sus pros y sus contras pero me gustan porque se pueden sacar muchas ideas de ellos):

Acogedor es poco 

Las luces son lo más, y tiene pinta de ser muy cómodo…

 Cosy reading area at St Liborius Primary School... image shared by Walker Learning Approach: Personalised Learning (",)

Libros a su altura, cómodo, colorido…

 

Y por qué no combinar el juego simbólico con la lectura…

Para los más grandes (o menos pequeños)

Quizá demasiado colorido, que supone distracción asegurada, pero muy chulo

Pequeñito pero efectivo ;)

Por otra parte, muchas personas se preguntan cuándo hay que empezar a utilizar libros con los niños pequeños, y yo me pregunto más bien por qué hay que empezar a una edad concreta. No creo que haya algo más enriquecedor para un bebé que el hecho de que sus familiares les hablen constantemente, les lean y les enseñen cuentos. Así que de la misma manera que no hay una edad a la que debamos de dejar de leer, tampoco creo que haya un momento específico para empezar, aparte del propio nacimiento. Puede que parezca estúpido enseñarle y leerle libros a alguien que parece que todavía no los entiende, pero todo son estímulos positivos para la maduración del cerebro de los más pequeños. Aunque creamos que no entiende nada, el bebé está recibiendo ese tipo de estímulos, además de notar la calidez y la entonación de la voz del adulto, dos cualidades de las que seguro que disfrutará.

Por otra parte, cada niño se desarrolla a un ritmo muy diferente, así que ¿por qué utilizar la clasificación de libros por edades? Lo importante es que el niño, como el adulto, disfrute de la lectura, del momento de compañía si es el caso, y que la lectura despierte curiosidades. Los buenos libros, no tienen edad, conforme crecemos les vamos encontrando diferentes sentidos, diferentes detalles y nos gustan por razones distintas. Así que para elegir obra debemos pensar más bien en las características particulares de cada niño, en sus intereses, en sus gustos… y en que a esas edades, tienen todo un mundo por descubrir, por lo que también es fundamental que descubran la diversidad. Está bien que utilicemos libros de texturas o sobre los colores con los más pequeños, pero también es fabuloso enseñarles a utilizar libros que no tienen las páginas gordotas y manejables, así como ampliar el rango de tipos de libros que les ofrecemos. Como ya dije, los niños son más listos de lo que muchas veces creemos, no les pongamos limitaciones artificiales.

A mí misma, como digo, me flipa la literatura infantil, y es que hay títulos tan originales, artísticos y emocionantes, que no me cabe duda de que nunca voy a dejar de leer libros infantiles ni de contar cuentos. Ojalá pueda transmitir a mis alumnos la pasión que siento por ellos.

Anuncios

11 pensamientos en “¡Más libros infantiles, por favor!

  1. Bonita entrada. ¡Felicidades! Compartimos la pasión por la lectura, y nos encanta que haya profesionales de la educación que se esfuercen en volcar a los niños hacia la literatura. Hay demasiadas pantallas en este mundo moderno, y nosotros reivindicamos la textura y el formato del papel, tal y como se ve en los preciosos rinconcitos de lectura de las fotografías que has incluido. ¡Enhorabuena y a seguir adelante!

  2. ¡Muchas gracias! Celebro que os haya gustado y sobre todo el hecho de que el fomento de la lectura entre los más peques traspase las fronteras de las escuelas. Un abrazo :)

  3. Pingback: ¿A qué edad debe aprender a leer y escribir un niño? | Educar

  4. Pingback: Maestras de Inicial

  5. Pingback: Per què no és necessari que el teu fill aprengui a llegir i escriure abans dels 6 anys - Famílies en Ruta

  6. Pingback: Por qué no es necesarío que tu hijo aprenda a leer o escribir antes de los 6 años - Emprendiendo Vuelo Hacia el Conocimiento

  7. Pingback: ¿POR QUÉ NO ES NECESARIO QUE TU HIJO/A APRENDA A LEER Y ESCRIBIR ANTES DE LOS 6 AÑOS? | misionpadres

  8. Pingback: Por qué no es necesarío que tu hijo aprenda a leer o escribir antes de los 6 años - Mauna Kea

  9. Pingback: 1 año de Entre Actividades Infantiles | Entre Actividades Infantiles

¡Opina, que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s