Los niños no encogen con la lluvia

Recuerdo una noche de hace… ¿8 ó 9 años? Quizá más. Me pilló la lluvia por sorpresa dentro de un videoclub eligiendo una película con mis amigas, y llovía a cántaros. Seguramente sería septiembre, puesto que en Valencia solía ocurrir el fenómeno de la gota fría (y digo solía porque directamente ya no llueve, nos vamos a quedar secos), más conocido como “llueve a lo bestia durante unas horas y nunca más se supo”. Estuvimos un buen rato esperando en la puerta a que al menos dejara de llover tan intensamente, pero después de un rato nos autoconvencimos de que eso no iba a ocurrir, así que no nos quedó más remedio que salir corriendo. Por supuesto, no sólo no llevábamos paraguas, sino recuerdo que iba en tirantes, pantalón corto y chanclas. Me tuve que quitar las chanclas y andar descalza, porque varias de las calles que llevaban a nuestro destino parecían ríos y llevaban fuerza suficiente como para que me diera por pensar que iba a perder las chanclas en la corriente.

Al principio no me gustó nada, todo el rato tenía la sensación de que me iba a caer, y me iba a hacer daño en los pies con cualquier cosa que hubiera por el suelo. Pero una vez asumí que no podía hacer otra cosa que seguir andando descalza bajo la lluvia, ¡empezó a ser divertido! Empecé a saltar y a cantar “Singing in the rain” (bueno, en realidad sólo decía esa frase muchas veces seguidas porque no me sé más letra de la canción), y la verdad es que haciendo el tonto de esa manera me lo pasé pipa. Ni siquiera recuerdo que se escucharan truenos ni se vieran relámpagos (les tengo un miedo que no es ni medio normal), y seguro que los había. Evidentemente, al final ni peli ni nada que se le pareciera. Todas directas a casa a secarnos y tomar un chocolate calentito, ¡pero me gustó la experiencia!

Siempre me ha encantado el olor a lluvia, el sonido que escuchas al dejar abierta la ventana (excepto si hay tormenta), pero hasta entonces jamás había caminado tranquilamente bajo la lluvia. Supongo que nunca me lo permitieron, de la misma manera que prácticamente todos los padres se lo prohibirían a sus hijos. Manchas, posibles resfriados, ropa no húmeda sino muy mojada… ¡qué locura!

¿O no?

Aquí, al menos en la zona de España en la que vivo, llueve (muy) poco, así que el no poder salir a jugar cuando llueve no parece suponer un gran trauma, porque hay más días que longanizas y la mayoría de ellos soleados. Sin embargo, en otros países la lluvia es habitual, y supongo que si los niños no salieran a jugar a la calle cuando llueve, no lo harían muy a menudo. A mí misma me ha sorprendido ver en Irlanda a los padres bajar al parque con sus hijos sin importarles lo más mínimo que esté lloviendo.

Yo es que no encojo con la lluvia…

Y metiéndome en la cabecita de un pequeño valencianito, me pregunto:

Si ellos pueden ¿por qué nosotros no?

Los adultos siempre hablamos de la importancia del contacto con la naturaleza, y de que los niños deberían aprender a divertirse sin tanto chisme y tanta pantalla, como antaño. ¿Y qué hay más natural y más inspirador que la lluvia? Nos pasamos la vida diciendo que los niños aprenden a partir de la experimentación, que tienen que vivir la experiencia para aprender… y luego no les dejamos dejamos hacer algo tan simple como bailar bajo la lluvia.

Esto me recuerda muchísimo a una escena de la película “María Montessori. Una vida dedicada a los niños” en la que Montessori anima a sus alumnos a salir a jugar bajo la lluvia. Es una escena genial, ¡me dan envidia!

Y si lo dice María, va a misa

Ropa de abrigo, un buen impermeable y botas de agua. Eso es todo lo que necesitan los niños para disfrutar de la lluvia. En los países del norte dicen que no hay mal tiempo sino ropa inadecuada.

¿Todavía dudas de que pueda ser beneficioso para el aprendizaje de los niños el jugar bajo la lluvia? A ver qué podríamos hacer…

  • Como he dicho antes, cantar y bailar bajo la lluvia.

¡Mamá, estoy recreando cine de antes de que tú nacieras!

  • Concurso de chapoteo en charcos: psicomotricidad pura y dura. Y si además está de mal humor, seguro que es terapéutico.

Dime si no, mamá, para qué quiero estas preciosas Hunter

  • Moldear barro: psicomotricidad fina, creatividad al poder. Podeomos usar moldes de cocina y elementos decorativos de la naturaleza, como piñas, hojas o palitos, y jugar a cocinar. Anda, juego simbólico!

Papá, creo que m’he pasao…

  • Cazar bichos. Hay algunos que sólo salen con la lluvia, así que es un buen momento de ir a buscar ranas, sapos, renacuajos, gusanos, caracoles, babosas… tocarlos y observarlos puede ser toda una experiencia para los amantes de los animales.

Yo ya estoy preparado, ¡sólo me falta la lluvia!

 

  • Contar para averiguar la distancia de la tormenta. Bueno, a mí esto me da miedo xD

 

  • Arte con lluvia. Sólo hay que utilizar papel y acuarela o colorantes alimentarios en polvo y esperar a que la lluvia amaine para que no empape por completo el papel, con el consiguiente peligro de que se rompa.

¡De aquí al Prado!

  • Jugar con con diferentes tipos de contenedores, hacer trasvases, caídas de agua, recolectar el agua en un recipiente, medir el volumen y pensar cuánto ha llovido, compararlo con otro momento u otro día…

Sofisticado sistema de tuberías por reconocido arquitecto

Y seguro que hay otras muchas actividades tan enriquecedoras como estas o mejores. ¿Qué más se te ocurre? Luego sólo hay que secarse bien, calentarse al ladito de una estufita y tomar un chocolatito caliente, que nunca está de más. Oh, Dios mío, ¡y lavar la ropa!

Mamá dice “¡A la próxima me apunto!

Yo ya estoy esperando a que llueva, ¿y tú?

Anuncios

Un pensamiento en “Los niños no encogen con la lluvia

  1. Pingback: Se chove, ¡qué chova!. | Lúa de leite

¡Opina, que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s