16 [religion free] ideas para hacer nuestro propio calendario de adviento

Como siempre se dice que la Navidad viene cada vez más pronto, yo ya voy poniéndome en situación… ¿qué os parecen los calendarios de adviento? Como empiezan el día 1 tampoco podía dejar esta entrada para mucho más adelante…

Para mí, como ya he dicho varias veces, prácticamente cualquier cosa que suponga una motivación para los niños y niñas es casi suficientemente importante como para, al menos, darle una oportunidad y considerar su uso. A partir de ahí, lo que hay que pensar es la manera de llevarlo a cabo.

Me explico: ¿estoy llevando la religión al aula utilizando un calendario de adviento? Nada más lejos de mi intención, creedme. Pero es evidente que todos los niños esperan la Navidad con ansia, y podemos aprovechar la oportunidad para trabajar la conciencia del paso del tiempo de una manera más efectiva que la de mirar el calendario a diario. Además, no hace falta que el calendario de adviento sea un adviento real, religioso, puesto que se pueden contar los días que quedan para Navidad o para las vacaciones. Y los números pueden ir del 1 al 24 (ó 22), para los más peques, pero también del 24 al 1 para trabajar la cuenta regresiva con los de 4 ó 5 años.

¿Y qué ocurre cada día? ¿Uno de los niños se come la chocolatina y los demás miran? ¿No se promueve así un hábito poco saludable o incluso el consumismo? Ah, pero que todavía estás pensando en el calendario que venden en los supermercados con ventanitas y chocolatinas…

 

¿Y por qué no hacemos uno con nuestras propias manos? Así tendremos la oportunidad de hacerlo como queramos y con el mensaje que queramos.

Se me ocurre que en un aula (¿y por qué no también en casa?) sería muy útil llenar los días de poesías o frases bonitas, para reflexionar… fomentando así la lectoescritura. Es una bonita forma de crear espectación ante la literatura.

O podríamos llenar los días con frutitas (en este caso, casi mejor que las vamos llenando conforme pase el tiempo, sin que los niños se den cuenta xD), para promocionar un poco la alimentación sana y adecuada.

También puede ser útil para trabajar la educación emocional, por ejemplo pidiendo al encargado del día que realice cierta acción como dar un beso o un abrazo a quien le apetezca, o al revés, tener el privilegio de ser besado o abrazado por el resto de sus compañeros.

O nos puede servir simplemente para darle un toque mágico a las tareas del día, haciendo ver que alguien nos ha dejado misteriosas notas, y si las seguimos nos convertiremos en personas más sabias. ¡O vete tú a saber lo que se os puede ocurrir!

Así que, como veis, no sólo no tiene por qué ser religioso, sino que además puede ser un complemento genial para la asamblea de la mañana.

Y ahora que ya os he convencido, aquí os traigo unos cuantos ejemplos. Como veréis, unos más sencillos, otros bastante más trabajados, pero todos y cada uno de ellos puede ser un calendario de adviento genial si sabemos sacarle provecho, y sobre todo… ¡si sabemos cómo venderlo! xD

 

Más sencillo no es posible, pero el pequeño toque de color hace que quede hasta bonito. Escribimos cosas en el dorso de cada notita y a correr.

Otro sencillísimo. No tan vistoso, pero igual de útil.

Con vasos de papel… a lo mejor demasiado tentador de meter la mano, ¿verdad?

Todo bolsitas. colgadas de diferente forma. Queda muy vistoso y es facilísimo de hacer. Todo depende de lo que queramos meter dentro…

Bolsillitos por aquí y por allá, con diferentes niveles de detalle. 

Efectivamente, no es un calendario de adviento (o es uno muy largo que empieza en noviembre xD), pero también puede servir, y me encanta la idea, de romper el papel para coger lo que hay dentro. Es un placer poder romper cosas de manera controlada, ¿no creéis? 

Ays, creo que son mis favoritos. Tan sencillos pero tan tiernos a la vez…

Y por último se me ocurre que estas pinzas podrían funcionar al revés. ¿Qué tal si enganchamos una frase bonita cada día? ¿O si escribimos lo que más nos ha gustado del mismo? O algo que hayamos aprendido. Y el último día se leen todos, ¡tiene que ser emocionante!

Ahora bien, a mí me han entrado unas ganas locas de comprarme un calendario de los del supermercado para comerme todas y cada una de las chocolatinas, lo que no sé es si una cada día o todas a la vez, ¡para qué nos vamos a engañar! xD

¿Utilizarías un calendario de adviento? ¿Qué idea te ha gustado más? Es difícil elegir, ¿eh? =P

Anuncios

9 pensamientos en “16 [religion free] ideas para hacer nuestro propio calendario de adviento

  1. ¿Por qué no se me ha ocurrido antes? ¡Si era evidente! jajajaja Me parece la mejor opción, Xènia, gracias por pasarte :)

  2. Muchas gracias!!! Todo esto de la Navidad y las sorpresitas matutinas es tan ilusionante cuando se es un niño… quién volviera a serlo! jajaja

  3. Pingback: Navidad en el cole | Entre Actividades Infantiles

  4. Pingback: 20 calendarios de adviento | Tigriteando

  5. Pingback: Otras 15 ideas para preparar un calendario de adviento | Entre Actividades Infantiles

  6. Pingback: 20 calendarios de adviento - Tigriteando

¡Opina, que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s