Libros Chulos: “Countablock”

Hoy traigo un libro de los que no suelo recomendar aquí en el blog, porque mis favoritos son los cuentos con una historia e ilustraciones preciosas, más que los libros sobre algún tipo de conocimiento concreto. De hecho éste es un libro para niños más pequeños que aquellos que suelen ser mis alumnos y a los que estoy más acostumbrada a llegar (aunque, como siempre, cada niño es un mundo, cada uno tiene un ritmo distinto y para gustos… ¡colores!). Pero este libro llamó hace tiempo poderosísimamente mi atención.

Como véis, es un libro de cartón y gordote, de los que entusiasman a los más peques. De los que pueden llevarse a la boca cuando todavía sienten esa necesidad, y de los que no necesitan un gran control de la psicomotricidad fina para pasar las páginas.

Es sobre números, o más bien sirve para contar y no dejar de contar.

Y además llegando hasta números muy elevados, nada más y nada menos que hasta el 100.

Aunque, por supuesto, por mucho que lo parezca, no tiene un número en cada página… :P

¿Y ya está? ¿Un libro para contar? ¿Y por qué te llamó tanto la atención?

Pues porque además de presentar el conteo de una manera divertida, y jugar con los troquelados en cada uno de los números que presentan, también es un juego de transformaciones. Puede parecer una tontería, pero para los niños en edad infantil las transformaciones son dificilísimas, así que tenemos conversación para rato, además de un reto más difícil de lo que parece para la lógica infantil. ¿Por qué antes había 70 renacuajos y ahora hay 70 ranas?

Countablock va presentando una transformación con cada número, gracias a una estructura repetitiva: “X cosas se convierten en…“. Y todos sabemos lo que a los niños les gusta las estructuras repetitivas en los libro, porque mola mucho poder saber lo que pone en la siguiente página sin ni siquiera ver las letras primero.

Lo hace así con los 10 primeros números, y luego sólo presenta las decenas exactas, tras las que podemos ver otra pregunta que se repite: “¿Qué viene después de…?” para llegar hasta la siguiene decena.

Otra de las cosas que lo hacen especial es que al final se rompe la rutina con la sorpresa de que las dos últimas páginas son desplegables, y se representa un puzle con las 100 piezas y la presencia de todos los elementos que habíamos contado previamente.

Os dejo un vídeo para que podáis verlo entero. Atención a los 40 huevos, tiene un detalle que lo hace muy gracioso ;)

Que yo sepa sólo está en inglés, pero como veis la letra es mínima, repetitiva y muy requetesencilla. Podría servir como introducción al idioma.

Sencillo, llamativo y muy útil. Me encanta. ¿Qué os parece a vosotros?


Aquí te dejo el enlace a los libros chulos que hemos reseñado por ahora. Además, si te ha gustado alguno de ellos y quieres comprarlo, puedes hacerlo en Amazon a través de nuestros enlaces afiliados. Tú pagarás exactamente lo mismo y colaborarás para que podamos seguir reseñando Libros Chulos.  :)

El de hoy puedes pedirlo aquí mismo, sólo tienes que hacer click sobre la imagen que inserto a continuación:

Cómprame en Amazon

Anuncios

¡Opina, que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s