Aprovechemos la nueva peli de Pixar, “Del Revés”

Tenía muchas ganas de ver “Del revés” por las buenas críticas a una película para niños en la que los protagonistas son nada más y nada menos que las emociones, y la verdad es que la peli no me ha defraudado.

Me gusta pensar que las nuevas generaciones están siendo alfabetizadas en emociones como ninguna otra generación anterior lo fue, que las emociones representan algo ya muy importante en su vida, incluso de manera consciente, y que Pixar lo ha visto claro y ha apostado claramente por ello. No sé si será así, pero ¿a que es bonito? :D

Pero lo más importante es que ahora mismo las emociones están en el punto de mira de la actualidad gracias a esta película. Ya no sólo son los niños los que hablan de sus emociones en clase, sino que los papás han visto la peli con ellos y la comentan. Ojalá también lo hagan con sus hijos, ¿verdad? Desde luego a mí me parece un momento ideal para trabajar las emociones tanto en casa como en el cole (si todavía lo hubiera xD).

Personalmente, me gusta que en la película se vea a las emociones como causantes de nuestra conducta, ya que es la razón principal para trabajar la educación emocional, no sólo por cómo nos comportamos con los demás sino también por cómo lo hacemos con nosotros mismos. Si queremos tener el control de nuestro propio cuerpo y de nuestro propio pensamiento, debemos saber reconocer nuestros sentimientos y aprender a gestionarlos en el momento oportuno. En realidad yo diría más bien que las emociones afectan a nuestro pensamiento racional, pero es cierto que a veces, si éstas son intensas, nos hacen saltarnos ese paso y actuamos dejándonos llevar por lo que sentimos en el momento.

Aquí podría salir un debate curioso, aunque no para los niños en edad infantil sino para niños bastante más mayores: si las emociones afectan a nuestro pensamiento racional, ¿qué pasa con la objetividad? ¿Es un mito?

Es evidente que el mensaje principal de la película es que todas las amociones son igual de importantes. Al principio parece que la reina del mambo es la alegría, puesto que este sentimiento es el que parece estar al mando en el cerebro de Riley, pero luego nos damos cuenta de que no es siempre así. En su madre, parece que es la tristeza quien manda, y en la del padre supongo que la ira. Pero Riley es una niña que, hasta que sus papás deciden mudarse a otro estado, se caracteriza precisamente por su alegría. Y Alegría tiene que cargar con Tristeza desde el principio hasta casi el final, cuando se da cuenta de que Tristeza es muy importante también para la felicidad de Riley.

Este mensaje me parece genial, porque todos, incluso cuando trabajamos las emociones en el cole, tendemos a tratar de imponer la alegría como no sólo la normalidad, sino también lo bueno, lo deseable. Pues bien, también es importante que a veces nos sintamos tristes, o de mal humor, o de cualquier otra forma. Todas las emociones tienen su función, y eso se muestra bastante bien en la peli. Es un buen tema para hablar con los niños, pero sobre todo para aplicarlo a nuestra vida diaria.

Pero uno de los mensajes que más me gustan de la película, es la importancia de verbalizar nuestros sentimientos. Riley no le cuenta a nadie lo que le ocurre hasta el final, y no se siente mejor porque sus padres cambien de parecer y vuelvan a mudarse a su lugar de origen, sino porque le dice a su familia lo que siente, y ellos aceptan sus sentimientos, dándole, por supuesto, todo el cariño que necesita al estar pasando por una situación tan difícil para ella. Para mí ésta es la acertadísima gran moraleja de la película.

Por otra parte, se ha hablado tanto bien como mal sobre el rigor científico. Evidentemente hay mucho más que 5 emociones que juegan ese papel tan importante en nuestra cabeza, pero claro, hay que simplificar, ¡que es una peli infantil! Creo que si esta película se hubiera hecho hace varios años, seguramente las emociones no tendrían sede en el cerebro, sino más bien en el corazón. Puede que parezca una tontería, pero hasta eso es un punto en su favor. Y sí, se ha criticado la presentación que se hace de los recuerdos, porque éstos no permanecen inalterables como en la película, sino que cada vez que recordamos algo, volvemos a crear una imagen de lo que hemos vivido, una imagen que se irá deformando cada vez que lo recordemos. Pero las emociones tienen un importante pepel en esta “deformación”, y eso sí que se refleja en la película cuando Tristeza toca algún recuerdo, aunque no lo cambie significativamente sino que sólo haga que Riley recuerde sus recuerdos alegres con tristeza. Me parece una simplificación necesaria.

Por otra parte, gracias al tirón de la película podemos insertar a sus pensojanes en nuestro trabajo habitual de las emociones, o si no las trabajábamos hasta ahora, es un buen momento para empezar a hacerlo, ¿verdad? Algo que será fácil, porque ya hay bastante material por la red para hacerlo. Os comento a continuación lo que más me ha gustado.

  • Cesta de las emociones

Para ayudar a los niños a descubrir e identificar las emociones, podemos usar una cesta con objetos físicos que simbolicen cada una de las emociones que queremos trabajar. Se trata de transformar de alguna forma en concreto aquello que es tan abstracto que de otra manera sería incomprensible para los más pequeños. Si recordáis, hablé de algo parecido en esta entrada.

Fuente

Gracias a la película, a los niños les será mucho más fácil relacionar cada una de esas 5 emociones con el personaje que la representa en la historia, y además podremos usar los muñecos del merchandising de la peli, que encantarán a los niños, o será incluso más enriquecedor si los hacemos nosotros mismos, por ejemplo con rollos de papel higiénico como se puede ver aquí:

Fuente

  • Mural de “Hoy me siento…”

En Educación Infantil nos gustan mucho las rutinas, y una de las mejores es preguntarnos a nosotros mismos cómo nos sentimos, ponerle nombre a nuestras emociones de manera cotidiana e investigar internamente sobre las causas de las mismas. En este sentido he encontrado un par de ideas para los murales bastante chulos, ambos sencillos y con imprimibles:

Fuente

Fuente

En cuanto a actividades menos rutinarias y más específicas, encontramos:

  • Juego de mesa

Me gusta la idea de un juego de mesa porque en estas edades todavía no juegan a juegos de reglas pero podemos ir introduciéndolos de manera gradual para que vayan aprendiendo a ganar y perder, a esperar su turno… Éste que os propongo relaciona las emociones no sólo con el personaje de la película sino sobre todo con los colores, y creo que puede ayudar a cotidianizar el hecho de sentir diversas emociones, que no siempre es fácil reconocer. Además, al caer en casillas especiales hay que explicar un momento en el que sentimos esa misma emoción en nuestro pasado, y eso me parece un ejercicio muy sano y adecuado. También viene con imprimibles, con las instrucciones del juego y todo.

Fuente

  • Asociaciar palabras a cada emoción

A veces hablamos de emociones sin darnos cuenta, y es que hay muchas palabras que podemos relacionar con cada una de ellas. Así que otro juego podría ser asociar distintas palabras (ya sean expresiones, onomatopeyas, sinónimos…) a cada emoción, y podríamos hacerlo con el imprimible que hay a continuación si lo queremos en inglés, haciendo nosotros mismos algo parecido en castellano, o, por qué no, dejando que sean los propios niños lo que piensen dichas correspondencias, porque seguro segurísimo que nos sorprenden e incluso nos enseñan algo.

Fuente

Otras actividades que podríamos hacer con la película:

  • Hablar sobre la película con los niños. Así, en general. No la entenderán como nosotros, ni hace falta que la entiendan de una manera profunda, pero seguro que podemos hablar de la importancia de todas las emociones o de su verbalización, entre otras cosas, y que sacan sus propias conclusiones al respecto, estoy segura que mucho mejores de lo que podemos imaginar.
  • Seleccionar imágenes con expresiones de las personas para relacionarlas con una emoción, de maenra que luego podríamos comprobarlo según la emoción que está actuando dentro de su cabeza. O justo al revés: buscar momentos en los que se exprese una emoción concreta. Podríamos incluso darle forma de concurso.
  • Pensar en una emoción que añadirían a las que se ven en la película, y con ello, dibujar cómo la imaginan, pensar en qué momentos actuaría y de qué manera, que expresiones faciales usaría… todo vale para enriquecer la experiencia.

¿Se te ocurre alguna actividad más para aprovechar esta película?

Anuncios

8 pensamientos en “Aprovechemos la nueva peli de Pixar, “Del Revés”

  1. ¡Hola! Muy buena entrada. No te vas a creer, pero Inside Out me hizo entender de una vez por todas lo que es la depresión. No obstante, hay que tener en cuenta que, pese a todo el partido que le podemos sacar, es una película, y también que no podemos olvidar la idea de la proactividad, o sea, que uno tiene la libertad de elegir cómo reacciona ante los estímulos. Sería bueno enseñar a los niños (y a los adultos) lo visto en Inside Out, pero sin olvidar lo otro.
    ¡Saludos!

  2. ¡Gracias, Judith! Ya me contarás qué te parece la peli, estoy segura de que te encantará. Aunque te la he destripado un poco, ¿eh? jajaja un beso

  3. Hola, superkmcqueen, la verdad es que jamás se me habría ocurrido que la película sirviera para entender mejor la depresión, pero oye, todo lo que sea aprender será bienvenido! Por supuesto, tenemos libertad para elegir cómo reaccionamos ante los estímulos, pero para eso debemos enseñar también que las emociones a veces nos llevan a actuar de determinada forma y por tanto debemos aprender a controlarlas y gestionarlas para que seamos nosostros mismos los que elijamos nuestra conducta, ¡que ninguna emoción decida por nosotros! jajaja Muchas gracias por pasarte y comentar, un abrazo :)

  4. Pingback: Maleta pedagògica: Les emocions bàsiques -2015 i -2016 | Servei Educatiu del Bages

  5. Si ya sabe dibujar un poco, podemos hacer un cómic de algunas escenas de la peli, el juego es que ellos dibujen la escena, de modo esquemático, que tu narras y digan qué sienten los personajes y porqué ademas de añadir cómo se sentirían ellos si les ocurriera eso. ¿se lo tomarían igual? Esto puede darles conciencia de que la gente no es igual ni física, ni psicológica, ni emocionalmente pero no es malo ser diferente y hay que poder respetarlo

  6. Muchísimas gracias por compartir la actividad, Gapi, me parece muy interesante y además me gusta mucho esa `perspectiva de la divertidad, aunque quizá ya para nenes más mayores.
    Como sé que te gustan los libros chulos, te recomiendo “Inside Out. Descubro mis emociones”. No cuenta la peli en sí sino que da voz a cada uno de los 5 personajes que representan las emociones en ella, y me gusta porque se tratan las emociones de manera bastante positiva y muy adecuada a mi entender para los más peques. Un beso! :)

  7. Pingback: Megacomparativa de 8 libros sobre emociones y sentimientos + ¡sorteo! | Entre Actividades Infantiles

¡Opina, que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s